¿Sabías que tu piel es parte de tu sistema inmune?

Hace varias décadas los alergólogos comenzaron a estudiar los alcances de la llamada “hipótesis de la higiene”, que observaba en familias de países industrializados un incremento de problemas alérgicos en relación directa con una mayor calidad de vida, con altos estándares de higiene tanto del entorno como personal. A partir de esta hipótesis arrancan 30 años de investigación apuntando a entender la importancia de los microorganismos en la salud.

Y respecto a la piel se preguntaron ¿por qué un ambiente excesivamente higiénico acarreaba mayores problemas de piel?

Hasta donde sabemos, mientras está en el útero, el bebé tiene una piel relativamente estéril. Apenas asoma su cabecita redonda al mundo, su piel es colonizada por los microorganismos que se encuentra en su camino por el canal vaginal y en su salida al mundo exterior. Comienza la interacción, y se desarrolla su firma genética especial: su microbioma. Más de un millón de microorganismos de al menos 100 especies distintas colonizan positivamente cada centímetro cuadrado de piel y son fundamentales en su equilibrio y salud.

Conocer estos conceptos permite entender a nuestra piel como el primer frente de defensa que tiene nuestro sistema inmunológico. No sólo es una envoltura. Se ha comprobado que el microbioma de la piel influye y modula la respuesta inmune.

Eso significa que variaciones en él pueden producir variaciones en la respuesta inmune, abarcando desde problemas complejos que entran en el campo de la medicina (enfermedad de Crohn, lupus, eczemas, psoriasis, rosáceas…) hasta desequilibrios más sutiles que influyen en la capacidad de la piel de cumplir adecuadamente sus funciones.

El problema es que prácticamente la totalidad de productos de belleza y limpieza que pones en tu piel están hechos con sustancias de origen petroquímico (parafinas, petrolatos, aceites minerales, detergentes, siliconas, perfumes sintéticos, antibacteriales) posibles disruptoras de la barrera cutánea y de la ecología de tu piel.

Lleva conciencia a tu piel. Entérate de lo que contienen tus productos de belleza y cuidado personal.

Deja tu comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados