Ana Blanco MX

Macadamia & Flores, bálsamo corporal ultraprotector

$ 545

Tengo una historia de amor con esta receta: “te traeré de las montañas…cestas silvestres de besos…” Es la energía masculina del bosque y la esencia femenina de las flores en un abrazo perfecto. Mi mousse favorita. Pensada como equilibrio entre aporte a la función barrera de la piel e hidratación. Perfecta para pieles con tendencia a resecarse, expuestas a la contaminación (¿qué piel no lo está ya?), maduras, o simplemente ¡pieles con ganas de alimentarse bien!  Nútrela sin prisas: this is slow (skin) food. Tu piel apreciará en verdad que lo hagas.

Estos bálsamos corporales son fórmulas que disfruto mucho hacer. Si algo las distingue es su especial textura esponjosa que aporta ligereza (y es que las “body butters” tienden a ser fórmulas densas y no queremos una sensación pesada). Esta es una rica crema batida en forma de nube que se desliza protegiendo las zonas del cuerpo más propensas a la resequedad.

Con extracto de malva, una flor bien suave y medicinal gracias a su generosa carga de mucílagos. Las propiedades benéficas de los mucílagos tienen que ver con esa maravillosa capacidad de atraer y retener agua. Esta capacidad mejora las condiciones de la capa más superficial de tu piel, la mantiene flexible, humectada y con un buen ritmo de renovación (descamación). La malva es un clásico de la herbolaria para tratar trastornos de la piel y lesiones superficiales. Su extracto se recomienda para pieles sensibles.

Su cascada de aceites es otro de sus rasgos geniales, con aceite de nuez de macadamia que trae a la fórmula su propio aporte de propiedades emolientes. Tiene un perfil de ácidos grasos muy especial, con su alto contenido de ácido oléico y el raro palmitoléico (este tipo de ácido graso se produce naturalmente en nuestra piel para formar una barrera saludable y funcional, en parte por su acción antimicrobiana que mantiene una sana ecología a nivel piel, en parte por su contenido en escualeno que complementa al que produce nuestra piel de manera natural). El resultado es alta cosmética en una formula sencilla. Estamos de acuerdo en que menos es más.

Modo de uso

Pensando en los ciclos estacionales, en el tiempo del calor este bálsamo corporal es perfecta como tratamiento para nutrir la piel expuesta al sol y para nuestros pies que andan más al descubierto. Y durante los meses más fríos es justo lo que todo el cuerpo pide como manto ultra-protector. Slow -skin- food para una piel fuerte y saludable. Ideal como bálsamo reparador para manos activas. Su versión pequeñita es una opción práctica para llevarla contigo.

Ingredientes/INCI

Aqua, Macadamia Ternifolia Seed Oil, Theobroma Cacao seed butter, Zea mays kernel oil, Malva sylvestris plant extract, Avena sativa kernel extract, Glycerol, Diheptyl Succinate and Capryloyl Glycerin/Sebacic Acid Copolymer2, Allantoin, Urea, Cera Alba, Glyceryl stearate SE1, Brassica alcohol2, Cetyl alcohol, Caprylhydroxamic acid and, glyceryl caprylate and glycerin, Cetearyl Alcohol (and) Sodium Cetearyl Sulphate, α-tocopherol acetate, Retinyl palmitate, Cananga odorata flower oil, Cedrus atlantica leaf oil, Linalool3.

_____

1 Palm free (Derivado de oliva y coco), 2 Ecocert, 3 Derivado de aceites esenciales

También te puede interesar

Vistos Recientemente